Blog

Burnout parental en época de COVID

Últimamente nos están llegando mas casos de padres agotados, padres que quieren y disfrutan con sus hijos, pero por otro lado no pueden más con ellos y eso les genera sentimientos encontrados.

Ser padres no es una tarea fácil y, en tiempos de pandemia se convierte en un reto aún mayor. Esta nueva realidad que estamos viviendo puede propiciar burnout o agotamiento parental. Este síndrome afecta a ambos padres y les genera altos niveles de estrés, ya que en muchas ocasiones no cuentan con las suficientes herramientas para hacerle frente.

Podemos decir que todo esto está ocurriendo porque estamos reeducándonos en una nueva rutina a la que, aparte de lo habitual se le ha añadido el trabajo a distancia, los quehaceres del hogar, las tareas de los niños y las demandas propias de la crianza, todo en un mismo espacio.

Este nuevo contexto se mezcla con la ansiedad, el miedo y el estrés que genera lo incierto de la pandemia y se suma a la reducción de recursos, tales como el colegio, la ayuda de los abuelos o las salidas al parque, entre otras.

Como característica de este síndrome se aprecia un agotamiento extremo, físico y emocional.
A nivel físico, puede ser común que los padres presenten insomnio o sueño excesivo, falta de apetito, dolores de cabeza, irritabilidad y cambios bruscos de humor.
A nivel emocional se aprecia que los padres sienten que no tienen fuerza para responder a las demandas cotidianas de los hijos, no sienten el placer que sentían antes por la crianza, actúan con ellos de manera automática y, con el tiempo, aparecen la culpa, vergüenza y tristeza por sentir que no se están interesando por las propias experiencias de sus hijos.

Burnout, padres, agotamiento

¿Cómo prevenirlo?

  1. – Hay que tener confianza en uno mismo como padre.
  2. – Que los hijos estén en casa no significa que uno tenga que jugar con ellos todo el día, hay que pasar tiempo de calidad con ellos.
  3. – Hay que ser flexible, algunas reglas tendrán que relajarse y otras incorporarse.
  4. – Involucrar a los hijos en las tareas de la casa.
  5. – Estructurar sus días o planificar su semana.
  6. – Hay que vivir y aprovechar momentos para hacer lo que por falta de tiempo antes no se pudo hacer.
  7. – Ambos padres deben hacerse cargo de las tareas involucradas en la crianza de forma igualitaria.

 

¿Cómo luchar contra el síndrome de Burnout?

  1. – Fomentar la comunicación asertiva con la pareja.
  2. – Pedir ayuda.
  3. – Procurarse realizar alguna actividad de autocuidado, aunque sea por un tiempo limitado.
  4. – Planifica el tiempo.
  5. – Vuelve a reconectar con el sentido de la paternidad.

Si sientes que estas desbordado debes pedir una cita con un profesional de la salud mental, pídela aquí