Blog

El duelo duele

El duelo es un proceso de adaptación emocional que sigue a una pérdida, esta pérdida puede ser de un ser querido, de un empleo, de una relación, etc.

Es un proceso interno en el que, a nivel emocional existe un desequilibro y reacomodación, esto hace que sea diferente para cada persona y que se viva de diferentes maneras. Se pueden sufrir diferentes síntomas, sin embargo, los más frecuentes son ansiedad, miedo, culpa, tristeza, depresión, entre otros.

El duelo es una herida y, como tal, necesita tiempo para cicatrizar. Es doloroso y por eso es importante que la persona que lo sufre disponga del tiempo necesario para expresarlo.

 

Las etapas

Son conocidas las fases del modelo de Kübler-Ross en el que se establecen 5 etapas de duelo. La investigadora definió en este modelo, cinco estados mentales que actúan como referencia y que sirven para entender cómo se produce la evolución del doliente.

Sin embargo, no todas las personas tienen por qué atravesar estas etapas, o, inclusive, para quienes están pasando por un duelo, pueden no aparecer en el mismo orden.

El modelo Kübler-Ross nos ayuda a conceptualizar, de un modo relativamente simple, los matices de la gestión del duelo.

  • – Negación
  • – Ira
  • – Negociación
  • – Depresión
  • – Aceptación

 

El duelo patológico

El duelo patológico es la dificultad para aceptar la muerte de un ser querido, normalmente aparece en la etapa de negación. En el duelo patológico los sentimientos predominantes suelen ser profunda tristeza y sensación de soledad.

Podemos considerar un duelo como patológico porque tiene las siguientes características:

  • – Una duración prolongada, el doliente no avanza en el proceso interno de despedida.
  • – Mayor intensidad, se crea tal afectación que impide llevar una vida normal.
  • – Dificultad para recuperar la rutina
  • – Desarrollo de fobias
  • – Depresión

 

¿Cómo continuar con la vida?

Superar o aprender a llevar cualquier pérdida conlleva un tiempo propio para cada persona, sin embargo, a las personas que pasan por un proceso de duelo les puede resultar útiles algunas de estas estrategias:

  • – Hablar sobre la pérdida con amigos para que sea más fácil comprender qué ha sucedido y recordar a la persona.
  • – Aceptar lo que sentimos, después de la pérdida podemos experimentar todo tipo de emociones, es normal.
  • – Aprender a cuidarse y a cuidar a la familia, comer bien y descansar son dos puntos importantes.
  • – Ayudar y acompañar a nuestro entorno que también está lidiando con la pérdida.
  • – Celebrar las experiencias de vida de nuestro ser querido.

Tristeza, duelo

Lo más importante de que si sientes que las emociones te están abrumando, es probable que necesites hablar con un profesional de la salud.

Haz clic aquí para contactar con nosotros.